Por qué duelen los oídos al viajar en avión

¿Por qué duelen los oídos al viajar en avión?

Al despegar o al aterrizar en avión, muchas personas sienten dolor en sus oídos o una fuerte presión, una sensación de taponamiento o como si estuvieran aturdidos. ¿Por qué se da este fenómeno? ¿Cómo podemos evitar este dolor de oídos y disfrutar de nuestro paseo en avión?

Al igual que cuando subimos una montaña muy alta o realizamos cambios bruscos en el ambiente, nuestros oídos, que son órganos muy delicados de nuestro cuerpo, deben tomarse un tiempo para acomodarse a la nueva situación.

La explicación médica nos dice que por la deficiente función de la trompa de Eustaquio -el conducto que comunica la nariz con el oído medio- los oídos demoran o tienen dificultad para compensar presiones ante cambios atmosféricos.

Cualquiera de los síntomas mencionados al comienzo de esta nota pueden ser normales, sobretodo al momento del aterrizaje del avión. No obstante, si el dolor persiste, es intenso y está acompañado de hipoacusia podemos estar frente a un cuadro de barotrauma, que es una lesión por diferentes presiones entre el oído medio y el exterior.

¿Cómo prevenir el dolor de oídos al viajar en avión?

Para estar más tranquilos, en caso de presentar o haber presentado recientemente una congestion nasal y/o alergia, es recomendable solicitar una consulta con un otorrinolaringólogo para realizar un tratamiento adecuado antes del vuelo. El especialista podría prescribir el uso de descongestivos nasales si lo considera necesario o ante cuadros de resfrío que podrían favorecer la aparición del dolor.

Asimismo, una serie de opciones de fácil realización pueden ayudar a evitar el dolor de oídos al viajar en avión y ayudarlo a gozar de una placentera experiencia de vuelo:

  • Masticar chicle
  • Realizar maniobras de compensación o valsalva que consisten en respirar aire lentamente por la nariz y tapar las narinas con los dedos índices y pulgar para mantener la presión de espiración.
  • Tomar abundante agua durante el vuelo porque la deglusion favorece la apertura de la trompa de Eustaquio.
  • Bostezar frecuentemente
  • Mantenerse despierto durante el despegue y el aterrizaje que son los momentos de mayor cambio de presión.

En caso de viajar con niños lactantes, es recomendable que utilicen un chupete o se les dé  el pecho o biberón al momento del despegue o aterrizaje. En caso de utilizar mamadera, los bebés deben estar sentado con la espalda derecha.

Si usted padece dolor de oído u oído tapado por más de 24 horas luego de realizar un vuelo en avión, no dude en acudir a un especialista otorrinolaringólogo para un correcto diagnóstico.

Dejá un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Buscar

+