Neurinoma del Acústico

Neurinoma del Acústico: ¿cuáles son sus tratamientos?

Probablemente, un paciente que se le diagnostica un neurinoma del acústico esté sufriendo cierto pánico o desconcierto ante la situación. El nombre de la enfermedad suele asustar, pero lo más importante es informarse a través de profesionales para no sucumbir al temor y tratar el cuadro con la seriedad y profesionalismo que merece. Conocé sus tratamientos.

El neuroma acústico es un tumor benigno, que no se disemina a otras partes del cuerpo, y que presenta un crecimiento lento, que nace en el nervio vestibulococlear.

A pesar de que se trata de una patología benigna, su crecimiento puede dañar seriamente nervios importantes, por lo cual a más temprana la detección, menor será el riesgo del paciente a sufrir cuadros graves con el tiempo.

El crecimiento del tumor es muy lento, y usualmente se presenta a partir de la tercera década de vida, aunque puede hacerse presente a cualquier edad.

Los síntomas más comunes son:

  • Hipoacusia y acufeno unilateral.
  • Mareos y/o vértigo.
  • Adormecimiento del mismo lado de la cara.
  • Según el tamaño, se puede presentar dolor de cabeza, debilidad o parálisis facial.

Una vez que el profesional realice un diagnóstico y se hayan efectuados todos los estudios necesarios para conocer las dimensiones del tumor y el grado de compromiso de las estructuras circundantes, se determinará el tratamiento a seguir. Las opciones suelen involucrar:

  • Continuar observando la evolución sin tratamiento.
  • Utilizar radiación para impedir que continúe creciendo.
  • Realizar una cirugía para extirpar el tumor.

Principalmente en pacientes jóvenes, la cirugía es el mejor tratamiento, siempre y cuando sea posible por las condiciones del tumor y el estado de salud de la persona que lo padece.

Sin embargo, tomar la opción de no tratar los neurinomas del acústico puede desencadenar en las siguientes situaciones a largo plazo:

  • Daños de los nervios involucrados en la audición y el equilibrio.
  • Presión en el tejido cerebral o zonas cercanas al mismo.
  • Daños de los nervios responsables del movimiento y la sensibilidad del rostro.
  • Acumulación de fluido en el cerebro (hidrocefalia).

La técnica quirúrgica es una microcirugía y es el método que ofrece la mayor oportunidad de curación. Por su parte, la radioterapia, puede usarse para demorar o detener el crecimiento de tumores que por su estado son difíciles de extirpar con cirugía.

¿Cuándo NO se aconseja realizar una cirugía para tratar el neurinoma del acústico?

En pacientes ancianos o muy enfermos con pequeños tumores y pocos o ningún síntoma. En estos casos, lo más recomendable es que se observe la evolución, ya que el crecimiento del tumor normalmente suele ser muy lento. Tomar esta decisión implica realizar escaneos regulares para conocer el estado del neurinoma del acústico.

Es importante que la decisión sobre el tratamiento a seguir sea tomada con la mayor información posible sobre las condiciones del paciente y las posibles consecuencias de los distintos caminos a seguir, dependiendo de cada cuadro en particular. Si se encuentra en esta situación, no dude en consultar con su otorrinolaringólogo sobre las diferentes opciones que puede tomar.

Dejá un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Buscar

+