Qué es bueno para la laringitis en niños

Qué es bueno para la laringitis en niños

Si un niño padece una excesiva tos que viene acompañada de otros signos, podría ser un claro síntoma de estar sufriendo una laringitis o laringotraqueitis. Los padres, más si son primerizos, tienden a consultar con personas cercanas cuáles son las recomendaciones para este tipo de episodios.

Como explicaron nuestros especialistas previamente, la laringitis ataca a las laringe, generando que se inflamen como consecuencia de una infección vírica.

A raíz de esto, los pequeños suelen presentar algunas molestias físicas a las que se les debe prestar debida atención médica, ya que pueden confundirse con otro tipo de patologías. La inflamación afecta fundamentalmente la zona por debajo de las cuerdas vocales.

Un punto a tener en cuenta es que la laringitis es tan contagiosa como cualquier infección que ocurre en el aparato respiratorio. La mejor manera de evitarlo es no tener contacto directo con las personas que lo sufran y lavándose las manos frecuentemente. Tratar los cuadros catarrales rinoadenoideos, es decir, catarros.

Considerando que el mayor porcentaje de casos suceden durante el invierno, que es la temporada de resfríos y gripe por excelencia, los expertos en salud de nuestro equipo sostienen que, si bien lo más recomendable es acudir al especialista, existen una serie de consejos:

  1. Es sumamente importante en el transcurso del tratamiento que el paciente se encuentre hidratado. En base a esto, se debe beber mucha agua y líquidos sin cafeína.
  2. Debido a que la humedad siempre es buena para la voz, un humificador  o vaporizador también puede ayudar o encontrarse en un ambiente húmedo.
  3. Realizar lavados nasales frecuentes.
  4. Evitar que el niño llore o se agite.
  5. Dormir boca arriba y levemente semi incorporado.
  6. Beber líquidos calientes y hacer gárgaras de agua con sal. Si bien no tienen un beneficio médico, sí ayudan a aliviar la molestia.
  7. Si hay signos de dificultad respiratoria, consultar urgente con el especialista, ya que puede requerir medicación por vía parenteral.

¡A tener en cuenta!

Todas estas son recomendaciones útiles para tener a mano durante el transcurso del tratamiento. Sin embargo, previo a eso, se debe visitar al especialista en cuestión, que podrá orientarlos específicamente en esta patología.

Dejá un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Campos obligatorios *

Buscar

+